Sin diferencias aparentes con el césped natural y aportando importantes ventajas económicas, ecológicas y en la comodidad de su cuidado. Las exigencias de mantenimiento del césped artificial son mínimas a lo largo de su ciclo de vida, mostrando siempre el aspecto limpio e impecable del primer día.

Es instalable sobre diferentes tipos de superficie, convirtiéndose así en una solución ideal para jardines, terrazas, solariums, pistas deportivas, ferias, eventos, escaparates… Se puede eliminar la suciedad generada por las mascotas con productos de limpieza.

Adiós a los insectos (sin necesidad de utilizar insecticidas) y a las alergias. Tantos y tan importantes argumentos explican por qué cada vez tenemos más clientes que se decantan por el césped artificial.

Ventajas del césped artificial

Césped de última generación

El césped artificial de última generación consigue un excepcional parecido en color, textura y aspecto con el césped natural.

Comodidad

Mucho más cómodo de cuidar.
Olvídese de cortar el césped, de abonarlo o de regar.

Resistente

Es más resistente a las duras condiciones climatológicas.
Y además es resistente al fuego.

Económico

Es más económico, al requerir menos mantenimiento y menos recursos.

Ecológico

El césped artificial es más ecológico.
El consumo de agua es mínimo.

Más ventajas

Libre de charcos.
El césped artificial no se encharca con la lluvia.